• implantes

Especialistas en Incrustaciones dentales en Mabella.
Incrustaciones, uno de los tratamientos dentales más innovadores

Otro de los tratamientos que realizamos en nuestra clínica dental en Marbella con gran éxito y excelentes resultados son las incrustaciones dentales. Estas nos ayudan a preservar la estructura dental natural que tienen los pacientes, lo que redunda en una menor reducción dentaria. Es una técnica que permite reparar los dientes posteriores que tienen caries moderadas, bien que estén fracturados o que presenten algunas posibles grietas.

Como especialistas en incrustaciones dentales en Marbella, los odontólogos de Coimar tienen amplia formación y experiencia en este sistema e informarán convenientemente a los pacientes en los casos en los que sea recomendable recurrir a incrustaciones de este tipo. Estas son prácticamente invisibles, debido al material en el que se van fabricando. Este material presenta un color y una textura muy similar al de los propios dientes. Nos referimos a la porcelana y la resina compuesta, que se utilizan para estos tratamientos bucodentales a los que hacemos referencia.

A diferencia de lo que sucede con las amalgamas, que se utilizan en otras clínicas dentales y a las que se recurría hace un tiempo, las incrustaciones dentales no sufren expansión ni contracción ante los cambios de temperatura. Se ingieran alimentos calientes o fríos, estos añadidos a las piezas dentarias no van a modificar su tamaño por esos estímulos externos de mayor o menor temperatura.

El uso de incrustaciones requiere menos reducción dentaria que el uso de resinas, lo que permite al odontólogo preservar más la estructura natural de la persona en el proceso de tratamiento. Esto es algo muy importante, pues lo que se desprenda del diente ya no se podrá recuperar. Las incrustaciones dentales son muy recomendadas por los dentistas en determinados casos. En Coimar Dental siempre se le sugiere al paciente el mejor tratamiento según sus necesidades para preservar al máximo su buen estado de salud bucodental.

Un punto muy importante en esta técnica es el tipo de material que se utiliza. Como ya reseñábamos anteriormente, se recurre a porcelana y a resina compuesta. Son materiales perdurables que ayudan a que los añadidos lleguen a durar hasta diez años, mucho más tiempo que suele ser habitual con las resinas convencionales. Las incrustaciones dentales pueden así reemplazar a estas y conseguir para los pacientes una sonrisa más saludable y en apariencia mucho más natural.

Las incrustaciones dentales se realizan normalmente en los dientes posteriores, cuando presentan caries moderadas o alguna fractura, y en dientes endodonciados. Al realizar endodoncias puede ser necesario que a medio y largo plazo se necesite recurrir a esta técnica. Se podrá llevar a cabo siempre y cuando los daños que presenten las piezas no sean tan extensas como para requerir la colocación de coronas o extracciones y posterior implante.

Las incrustaciones que realizamos en nuestra clínica dental en Marbella se indican para dientes intactos o con un mínimo de restauración, casos en los que no se vea comprometida la retención y el soporte. Debe ser en piezas con forma anatómica normal y en pacientes con un bajo índice de caries, entre otros aspectos.

Existen casos en los que no es recomendable recurrir a las incrustaciones. Nos referimos a personas que presenten muchas caries, que tengan dientes con restauraciones extensas, o con abrasiones cervicales profundas. También casos de dientes con coronas clínicas cortas o muy delgados, que tengan forma de campana, y otras situaciones. De todo ello les informará convenientemente nuestro equipo de profesionales odontólogos en las instalaciones de Coimar.

Pueden contactar con nosotros por teléfono o a través de la web, de nuestro formulario online. Estamos en el centro de Marbella, en la calle Estébanez Calderón.


Top